¿Qué es la punción seca?

¿Qué es la punción seca?

Seguramente ya hayas oído hablar de la punción seca, pero, ¿sabes qué es? Este tratamiento de fisioterapia forma parte de la denominada fisioterapia invasiva, caracterizándose por la liberación de tensiones musculares y provocar el alivio del dolor en numerosas lesiones. Todo ello respaldado por una gran cantidad de evidencias científicas que verifican su funcionalidad y soluciones para numerosas patologías.

En este artículo, te vamos a explicar en profundidad qué es la punción seca, cómo funciona, sus beneficios y cuándo es la elección acertada para el tratamiento de diversas afecciones y lesiones.

¿Qué es la punción seca?

La punción seca es una técnica de fisioterapia avanzada que involucra la inserción controlada de agujas de acupuntura en puntos desencadenantes o «nudos» en los músculos para aliviar el dolor, mejorar la función y acelerar la recuperación. Aunque utiliza agujas similares a las de la acupuntura, la punción seca se centra en el tratamiento de los puntos gatillo miofasciales, que son áreas hiperirritables en los músculos asociadas con el dolor y la restricción del movimiento.

El principal objetivo de la punción seca es relajar y desactivar estos puntos gatillo, lo que a su vez ayuda a reducir el dolor, mejorar la circulación sanguínea y restaurar la función muscular. Este enfoque terapéutico se ha convertido en una herramienta valiosa para el tratamiento de una variedad de afecciones musculoesqueléticas, como dolor de espalda, lesiones deportivas, síndrome de dolor miofascial y muchas otras dolencias.

Pero, ¿qué son los puntos de gatillo?

Los puntos gatillo, también conocidos como puntos desencadenantes miofasciales, son áreas hiperirritables en un músculo que pueden ser palpadas como pequeños nódulos o bandas tensas. Estos puntos son especialmente sensibles a la presión y pueden causar dolor localizado, así como referido, lo que significa que el dolor puede sentirse en otras partes del cuerpo además de donde se encuentra el punto gatillo.

Los puntos gatillo se desarrollan debido a diversos factores, como el estrés muscular crónico, lesiones, malos hábitos posturales o tensiones repetitivas. Pueden ser tanto activos como latentes.

Pero, ¿qué son los puntos de gatillo?

¿Cómo se realiza la punción seca?

  1. Identificación de los puntos gatillo: El fisioterapeuta localiza los puntos gatillo miofasciales a través de la palpación, identificando áreas tensas o nódulos en el músculo que son sensibles a la presión y que corresponden a los síntomas del paciente.
  2. Preparación del paciente: El paciente se coloca en una posición que permita el acceso al punto gatillo. La piel en el área de tratamiento se limpia para reducir el riesgo de infección.
  3. Selección de agujas: Se eligen agujas de acupuntura estériles y de un solo uso. Estas agujas son muy delgadas, lo que minimiza la incomodidad durante la inserción.
  4. Inserción de las agujas: El fisioterapeuta introduce las agujas con precisión en los puntos gatillo. La inserción es suave y controlada. A medida que se insertan las agujas, el paciente puede sentir una leve sensación de picazón, presión o, en algunos casos, un ligero calambre.
  5. Estimulación de las agujas: Una vez que las agujas están en su lugar, el fisioterapeuta puede realizar movimientos sutiles de rotación o presión en las agujas para estimular el punto gatillo. Esto puede provocar una respuesta de alivio en el paciente.
  6. Tiempo de exposición: Las agujas se dejan en su lugar durante un período de tiempo específico, que varía según el paciente y la naturaleza de la lesión. Este tiempo puede variar desde unos pocos segundos hasta varios minutos.
  7. Retirada de las agujas: Después del tiempo de exposición adecuado, las agujas se retiran con cuidado. El paciente puede sentir una leve molestia momentánea, pero la mayoría de las personas no experimentan dolor significativo durante la retirada de las agujas.
  8. Seguimiento y evaluación: Tras el tratamiento, el fisioterapeuta evalúa la respuesta del paciente y cualquier cambio en los síntomas. Dependiendo de la afección y la respuesta del paciente, se pueden requerir sesiones de seguimiento para lograr resultados óptimos.

¿Cuándo se realiza este tratamiento?

La punción seca se recomienda en una variedad de situaciones en las que se busca aliviar el dolor y mejorar la función muscular. Algunas de las condiciones y situaciones en las que se suele recomendar el tratamiento de punción seca incluyen:

  • Síndrome de dolor miofascial: La punción seca es particularmente efectiva en el tratamiento de los puntos gatillo miofasciales, que son comunes en esta condición caracterizada por dolor muscular localizado y referido.
  • Dolor musculoesquelético crónico: Se utiliza para tratar condiciones crónicas como el dolor de espalda, cuello, hombros, rodillas y otras áreas relacionadas con los músculos y tejidos blandos.
  • Lesiones deportivas: La punción seca puede acelerar la recuperación de lesiones musculares y ayudar a restaurar la función muscular en atletas.
  • Dolor de cabeza y migrañas: En algunos casos, la punción seca puede ser beneficiosa para reducir la frecuencia e intensidad de los dolores de cabeza tensionales o migrañas.
  • Trastornos neuromusculares: Se utiliza en afecciones como el síndrome del túnel carpiano y la epicondilitis lateral (codo de tenista).
  • Limitaciones en el rango de movimiento: Cuando una limitación en la movilidad está relacionada con problemas musculares, la punción seca puede ayudar a restaurar la función.
  • Dolor crónico no específico: En algunos casos, cuando no se ha encontrado una causa específica del dolor, la punción seca puede proporcionar alivio.
  • Rehabilitación postoperatoria: La punción seca puede ser parte de la rehabilitación después de ciertos procedimientos quirúrgicos musculares o articulares.
  • Dolor asociado con puntos gatillo: Cuando el dolor se origina en puntos gatillo identificables, como los de los músculos del cuello o la espalda, la punción seca puede ser una opción efectiva.

¿Cuándo se realiza este tratamiento?

Efectos de la punción seca en la musculatura

La punción seca tiene varios efectos en la musculatura que pueden contribuir a la mejora de la función muscular y al alivio del dolor, entre los que podemos encontrar: desactivación de los puntos de gatillo, mejora de la circulación sanguínea, relajación muscular, mejora de los rangos de movimiento, reducción de la inflamación y la recuperación de lesiones deportivas.

Acude a Omnicentro Fisioterapia

En nuestra clínica de fisioterapia de Ronda contamos con la última tecnología de fisioterapia, entre la que se encuentra la punción seca, que aplicamos de manera selectiva a todos aquellos pacientes que se pueden beneficiar de su aplicación. No dudes en contactar con nosotros para tratar tu dolor y vencerlo de una vez por todas.

¡Valora este artículo!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Últimos artículos de nuestro blog
Si quieres conocer cuáles son las causas y los posibles tratamientos para la artrosis de cadera, aquí encontrarás esa información.
El hombro congelado es una dolencia que provoca la sensación de congelación en el hombro. Aprende más sobre ello en este artículo.
Conoce a la fibromialgia, cómo lidiar con ella y a beneficiarte de la fisioterapia para hacer más llevadero tu día a día.
Categorías del blog de Omnicentro
Nube de etiquetas de contenidos
Encuentra el contenido que buscas
Abrir chat
1
¡Buenas! ¿Quieres reservar una cita?
¡Muy buenas! ¿En qué podemos ayudarte?